Cómo realizar una instalación eléctrica expuesta

Para realizar instalaciones expuestas es necesario contar con conocimiento de diseño e instalación, pero también comprender las normas de seguridad respecto a exponer dichos dispositivos y componentes dentro del sistema eléctrico.

Las instalaciones eléctricas expuestas, son una solución para aquellas personas que no desean, por diferentes razones, optar por instalaciones de otro tipo, siendo las sobrepuestas las más fáciles de manipular en caso que sea necesario su revisión o reparación.

Tabla de contenidos

¿En qué consisten las instalaciones eléctricas expuestas o sobrepuestas?

instalación eléctrica expuesta

Las instalaciones eléctricas expuestas son aquellas que se colocan en un entorno exigente, es decir, zonas exteriores o interiores de alta afluencia, donde se exponen a muchos peligros y deben cumplir con ciertos lineamientos para evitar cualquier inconveniente.

También conocidas como instalaciones sobrepuestas, por lo que se encuentran a la merced de la humedad, el agua, vientos y otros agentes que pueden afectar su correcto funcionamiento. Una instalación eléctrica expuesta, debe ser capaz de evitar cualquier tipo de daño como los hemos mencionado, e incluso la interferencia por parte de personas, especialmente el vandalismo.

Por esta razón, son instalaciones expuestas, pero al mismo tiempo aisladas de la atmósfera, ya que hacen uso de elementos empotrados, como por ejemplo los interruptores y enchufes estanco para empotrar, tuberías, etc. Estos elementos, están diseñados especialmente para proteger las instalaciones eléctricas de todos los factores que mencionamos anteriormente: humedad, agua, personas, etc.

Las instalaciones eléctricas son ideales para alimentar de corriente eléctrica espacios como la terraza, el jardín, piscinas, canchas, etc.

Tubería eléctrica expuesta

Las tuberías eléctricas expuestas son una solución para las instalaciones expuestas, ya que funcionan como un protector de la misma. Además, ofrecen las siguientes ventajas:

  • Ofrece un mejor aspecto al lugar, comparado al cableado expuesto sin protección, aunque luce mejor la tubería empotrada.
  • La probabilidad de rotura y/o cortocircuito disminuye.
  • Disminuyen los riesgos de incendio, siempre y cuando se seleccione un material que soporte la temperatura.
  • Es fácil de instalar y desinstalar, tanto la tubería, como el cableado en caso que ocurra algún daño.

Cómo hacer la instalación eléctrica expuesta

Si no tienes  experiencia en la instalación de cableado y todo lo referente a la electricidad, lo mejor es contratar a expertos en la materia. Podemos resumir este trabajo de la siguiente forma:

  1. Diseña las instalaciones eléctricas, considerando todos los componentes que necesitas y en qué lugar: lámparas, interruptores, enchufes, etc.
  2. Ten todos los componentes a la mano, al igual que las herramientas necesarias para trabajar con seguridad: destornillador con mango aislante, navaja, pinzas para pelar cable de forma automática,  pinzas de corte y punta, abridor de cable, entre otras.
  3. Revisa el código IP54, para considerar el nivel de protección de los componentes respecto al exterior, como por ejemplo el polvo y el agua. Considera factores como la humedad, para determinar si el nivel de protección debe aumentar. 
  4. Ejecuta la instalación de acuerdo al diseño que has elaborado.

Lo más importante a la hora de realizar una instalación expuesta, es utilizar los componentes y protectores adecuados. Aunque esto varía de acuerdo al tipo de instalación. Podemos hablar de dos de ellas: 

  • Instalaciones eléctricas expuestas al exterior: son aquellas que no están dentro de la edificación o casa, sino abiertas al aire libre.
  • Instalaciones eléctricas expuestas en interior: a pesar que son expuestas, están dentro de la edificación o casa.

Instalación eléctrica expuesta en exterior

En las instalaciones eléctricas expuestas en el exterior se recomienda utilizar elementos como el simón 24 Scudo, diseñado especialmente para entornos exigentes. Este tipo de componentes protegen las instalaciones de golpes y cualquier tipo de manipulación no autorizada. Otra gama que es importante mencionar, es la Gama Top Impact, muy utilizada en espacios comerciales donde circulan muchas personas.

A continuación veamos algunos ejemplos de instalaciones eléctricas expuestas al exterior, y consejos en su instalación.

Ejemplos de instalación eléctrica expuesta al exterior

Ejemplo de instalaciones eléctricas al exterior son las que se realizan en jardínes, al igual que en:

  • Terrazas.
  • Patios.
  • Fachadas.
  • Parques.
  • Plazas.

Como dijimos antes, en el caso de jardínes y lugares donde haya mucho polvo y agua, se debe considerar el código IP54, pero hay más. En el caso de las fachadas, suelen ser menos transitadas, por lo que el nivel de protección disminuye.

En caso que las terrazas no tenga cubierta, está más expuestas, y se requiere un nivel de protección de:

  • IP4.
  • IP5.

Si existe una cubierta, es menor la exigencia, suficiente con niveles de protección:

  • IP3.
  • IP2.

Instalación eléctrica expuesta en interiores

Aunque una instalación eléctrica se encuentre en el interior de cualquier construcción, al ser expuesta se encuentra en contacto con diversos factores de los cuales se deben proteger. Además, los interiores suelen ser muy importantes a nivel de decoración, por lo que hay que ser muy cuidadoso y comprar materiales que vayan acorde al ornato del lugar.

Veamos algunos datos respecto al nivel de protección, y algunos ejemplos de este tipo de instalaciones.

Ejemplos de instalación eléctrica expuesta en el interior

Algunos ejemplos son los garajes, al igual que:

  • Barbacoas.
  • Cocinas.
  • Habitaciones.
  • Salas.
  • Oficinas, etc.

En el caso de las cocinas, estamos expuestos a un ambiente salino, con mucha agua. En los garajes el polvo es abundante, igual que en las habitaciones y otros lugares donde transitan muchas personas. Además, hay que considerar factores como las corrientes de aire que pueden entrar por las ventajas.

Consejos generales para instalaciones eléctricas expuestas

Considera los siguientes tips:

  • Recuerda desconectar el interruptor, y sin corriente eléctrica.
  • Utiliza gafas, guantes, todo especial para este tipo de trabajos.
  • Si utilizarás tubería, debe estar enterrada por lo menos a 40 cm, y colocar cerca un cartel de señalización que advierta de la presencia de cableado.
  • Se recomienda el uso de cableado unipolar o multipolar, preferiblemente de cobre que pueda soportar una tensión de 0.6/1kV.
  • Si se utilizan instalaciones subterráneas, es necesario el uso de tubos de polietileno reticulado con policloruro de vinilo como cubierta.
  • Es necesario que todo el cableado llegue a una distribución estanca.

Cómo afectan los factores ambientales las instalaciones eléctricas expuestas

El calor, viento, la contaminación, el agua, el polvo e incluso la humedad pueden afectar a tu instalación como dijimos antes. Si no utilizas los elementos adecuados, la temperatura alta puede dañar el cableado, desgastar e incluso corroer el plástico. En especial los materiales contaminantes del entorno suelen corroer los dispositivos y el cableado.

El agua, no importa como se presente, ya sea en lluvia, nieve, suele deteriorar rápidamente el cableado y las instalaciones en general. En caso de la humedad y el polvo, son una combinación letal, ya que el polvo puede condensarse al absorber la humedad. 

Se pueden generar desde problemas de electrocución, como de exploción. Por ello, debes considerar realizar las instalaciones eléctricas de la mano de un experto, y con los materiales adecuados.

Este sitio utiliza cookies para optimizar la experiencia del usuario mientras navega en él. Si sigue navegando en el sitio, asumiremos que acepta el acuerdo. Más información