Transformador eléctrico

La industria de la electricidad requiere en todo momento de elementos conocidos como transformador eléctrico. Se emplean para aumentar o reducir el nivel de voltaje antes de que se active el sistema de transmisión y distribución de la energía eléctrica. En este post, descubre a continuación qué es, cómo funciona y para qué sirve este importante dispositivo.

¿Qué es un transformador eléctrico y para qué sirve?

Transformador eléctrico

Se define como transformador eléctrico a un dispositivo encargado de aumentar o reducir la tensión en un circuito eléctrico, manteniendo la potencia. En el caso de la potencia ideal, aquella que no presenta pérdidas, el nivel que ingresa es el mismo que se registra en la salida.

Este equipo basa su funcionamiento en los principios de inducción electromagnética que implica la transferencia de energía de un circuito a otro, sin modificar la frecuencia. La transferencia es posible debido a la transformación de la corriente y voltaje, por lo que puede decirse que un transformador desarrolla o reduce la corriente alterna cuando es necesario.

Gracias a este sistema, se garantiza mayor seguridad y eficiencia en la distribución de energía.

Componentes principales

Dentro de un transformador eléctrico se pueden conseguir distintos elementos que cumplen funciones básicas. Los principales componentes se resumen de la siguiente manera:

  • Devanado principal: Se le conoce también como bobina y es la parte que está conectada a una fuente eléctrica, que es donde se origina el flujo magnético principalmente.
  • Núcleo: Es la zona por donde circula el campo magnético que se genera entre ambos devanados o bobinas. Se encuentran diseñados en placas de acero revestido con material aislante entre ellos. Sobresale por ser un excelente conductor.
  • Devanado secundario: Hace referencia a la bobina secundaria, aquella que ayuda a completar el movimiento del flujo que se inicia en el devanado primario. Estos logran alcanzar el impulso cuando se encuentran enganchados en el mismo núcleo.

Todas las partes del transformador eléctrico se encuentran elaboradas en material con recubrimiento aislante. Estos pueden variar según la función o el tipo de dispositivo. Por ejemplo, el transformador elevador de potencia cuenta con más espiras en el devanado secundario que en el primario.

Clasificación de los transformadores eléctricos

Existen distintos tipos de transformadores eléctricos. Estos se pueden clasificar en mecanismos elevadores de potencia, reductores o que ayudan a disminuir el voltaje o los autotransformadores que cambian el valor del voltaje en niveles muy reducidos.

Por otra parte, están los transformadores trifásicos, aquellos que pueden funcionar mediante tres terminales monofásicos o con tres bobinas sobre un núcleo común. Cualquiera de los mencionados son muy usados en electricidad ya que trabajan a menor tensión de la que produce una red eléctrica y facilitan la alimentación.

¿Cómo funciona un transformador eléctrico?

Como ya se mencionó, el funcionamiento de un transformador eléctrico se basa en la inducción electromagnética. Al aplicar una fuerza en el devanado primario o en el inductor se produce un flujo magnético en el núcleo, la cual es variable. Un resumen de los aspectos que sobresalen de la manera en cómo funciona son:

  • Una bobina primaria se encuentra conectada a la fuente de corriente alternativa, la cual produce un campo magnético variable, pero constante alrededor de la bobina.
  • Esta variación magnética produce una corriente alternativa en otra bobina, la cual se identifica por ser secundaria y por estar conectada a un circuito separado.
  • Según la Ley de Lenz para que haya variación en el flujo, la corriente debe ser alterna, ya que el transformador no se utiliza con corriente continua.
  • La tensión que llega a la bobina secundaria depende exclusivamente del número de espiras del devanado primario. Esta correspondencia se le conoce como relación de transformación.
  • El transformador ideal hace referencia a aquel donde no hay pérdidas de potencia ni de ningún tipo. Sin embargo, es poco probable alcanzar este nivel.
  • En lo que respecta al transformador real, estos destacan por tener resistencia eléctrica y elementos parásitos. Además, el ciclo de magnetización consume energía y el acoplamiento de las bobinas no es perfecto.
  • Luego, convierten la energía en una forma utilizable por cualquiera de los equipos.

En conclusión, un transformador eléctrico es un dispositivo que, tal como lo indica su nombre, se encarga de modificar la corriente para que pueda ser usada correctamente por las unidades eléctricas. Pueden ser de distintos tipos y su funcionamiento se encuentra condicionado a la función que debe ejercer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *