Tipos de cables eléctricos

Se conoce como cable eléctrico a un elemento concebido para conducir electricidad. Se encuentran elaborados en materiales como cobre o aluminio debido a que son elementos conductores de gran capacidad. Sin embargo, no todos son iguales. En este post, descubre a continuación los tipos de cables eléctricos que existen y algunas de sus características principales.

Principales tipos de cables eléctricos y sus usos

Tipos de cables eléctricos

El mundo de la electricidad es uno de los más regulados a nivel mundial. Tiene como elemento principal los cables, quienes cuentan con infinidad de aplicaciones y basan su diseño o función, según lo establecido en la normativa. Una breve clasificación de los cables eléctricos se resume de la siguiente manera:

Según su función

Los cables son elementos usados para la transmisión de energía eléctrica de un punto a otro. Para ello, cuentan en su interior con un conductor, generalmente de cobre, que es el encargado de distribuir la energía. Según su función se pueden encontrar:

  • Para el transporte de energía: En esta categoría se encuentran todos aquellos cables que son conocidos como cables fases debido a que cuentan con energía activa. Tienen una capacidad específica y se identifican con colores particulares, por ejemplo, negro, gris o rojo.
  • Cables de control: Son aquellos que, tal como indica su nombre, ayudan en el control de los desequilibrios de electricidad. Se pueden mencionar los cables nulos o los que se colocan como toma de tierra.

Estos son identificados claramente en cualquier instalación y solo deben ser manipulados por profesionales. También, pueden estar sujetos a otras clasificaciones.

Según la tensión de servicio

En esta categoría se clasifican los cables según la tensión de servicio que posean, la cual se mide en voltios. Todos se encuentran diseñados en función de las normas estandarizadas para ello, por lo que obedecen a un reglamento. En esta sección se pueden encontrar:

  • Cables de baja tensión: Son los que soportan hasta 750 V y vienen con recubrimiento termoplástico que los hace resistente a los distintos usos. Pueden ser usados en paneles solares, en instalaciones fijas o móviles y son resistentes a los incendios.
  • Baja tensión hasta 1000 V: Hace referencia a los cables usados en instalaciones industriales o infraestructuras de gran tamaño. Se rigen por normas internacionales.
  • Cables de media tensión: Son aquellos que se utilizan para distribuir la electricidad desde las subestaciones hasta las centrales transformadoras. Estos a su vez se clasifican en cables RHZ1, aislamiento HEPR, XLPE y los de aplicaciones especiales.
  • Alta tensión: Son aquellos empleados para distribuir la energía desde las centrales hasta las subestaciones.

Tipos de cables según sus componentes

Otro aspecto por los que se clasifican los cables es por los materiales en los que se encuentran elaborados y los elementos que los componen. En esta categoría se toman en cuenta las siguientes características:

  • Conductor eléctrico: Es la sección del cable que transporta electricidad y puede ser un alambre en estado sólido, sin recubrimiento y poco flexible. También, puede ser flexible, formado por varios hilos de cobre o en forma de cordón.
  • Aislamiento: Se trata de la parte que recubre el conductor y es el encargado de que la energía no se desvíe. Este elemento puede ser termoplástico, resistente a distintos grados de calor, tolerante a la humedad o al agua, entre otros.
  • Con elementos auxiliares de protección: Algunos cables cuentan con elementos de protección que los hacen más seguros. En esta sección se pueden encontrar con pantallas que aíslan las señales que pasan por el interior del cable y con armaduras que los protegen de agresiones externas.
  • Según el conductor: En esta categoría se encuentran los unipolares con un hilo conductor, los multipolares con más de un hilo, los tipo manguera con dos o tres conductores aislados, rígidos, flexibles, planos, circulares, entre otros. También, los hay trenzados o blindados.

En resumen, existen distintos tipos de cables eléctricos que se ajustan a las necesidades de cada instalación. Estos pueden ser de baja o media tensión, con aislante resistente a las altas temperaturas, de distintas formas y cubiertas. Algunos son perfectos para conducir electricidad y otros para control de carga.

Más información sobre los cables eléctricos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *