Contador eléctrico

Un contador eléctrico se encarga de medir el consumo de electricidad en los hogares, el cual es gestionado por las distribuidoras de redes eléctricas. Gracias a su funcionamiento, la casa estará protegida de sobrecargas y recibirás una facturación justa. En este post, descubre a continuación qué es, sus principales funciones y tipos.

¿Qué es un contador eléctrico?

Contador eléctrico

Es un dispositivo diseñado para calcular el gasto de la electricidad en el hogar. Generalmente, están graduados en elementos de facturación y el más utilizado es el kWh o kilovatio por hora. El contador símbolo eléctrico es Wh y puede estar ubicado fuera o dentro del hogar. Si está en interiores, se coloca en sótanos, garajes y entradas.

¿Para qué sirve un contador eléctrico?

Este dispositivo sirve para contabilizar la cantidad de energía gastada en la fuente de suministro. El circuito eléctrico de un contador eléctrico es simple, ya que al registrar los datos, los envía al proveedor de servicios. Además, es capaz de detectar averías y reportarlas al sistema de electricidad de la residencia.

Gracias a esta precisión, se aplica una facturación correcta al consumidor, sin interrumpir el sistema eléctrico. Este dispositivotambién indica qué artefactos consumen más energía, con el fin de ajustarla, optimizar los recursos y ahorrar en la facturación.

Tipos de contadores eléctricos

Existen 3 tipos de contadores, analógicos, digitales y de telegestión. Todos registran de manera progresiva el consumo de energía con diferentes métodos. Un resumen de cómo funciona un contador eléctrico con sus distintas prestaciones destaca lo siguiente:

Analógicos

Es un dispositivo básico y tradicional equipado con un visor que muestra 5 dígitos en la parte inferior, los cuales indican el consumo eléctrico. Consta de un disco giratorio con una línea roja, que se mueve sin parar mientras se gasta la energía.

Además, otras variaciones de los contadores analógicos disponen de un reloj que expresa la cantidad de electricidad utilizada. Su funcionamiento consiste en sumar la energía durante el tiempo facturado.  

Digitales

Es un novedoso diseño que mide el consumo eléctrico en tiempo real, especificando a qué hora del día se gasta más electricidad. El contador eléctrico digital basa su funcionamiento en un mecanismo electrónico que mide hora a hora la cantidad exacta de energía que circula en la residencia.   

Telegestión

Conocidos como contadores inteligentes, es un dispositivo de medición que contabiliza lecturas reales del gasto de electricidad de manera remota. Estos controladores gestionan los datos del consumo automáticamente porque están sincronizados con la red. Además, sus cálculos son más confiables, son fáciles de administrar y permiten solucionar averías en tiempo record.  

Diferencia entre contador analógico y contador digital

Pese a que los contadores eléctricos cumplen la misma función de contabilizar la energía en casa, se diferencian en algunos aspectos. Algunos de estos se resumen de la siguiente manera:

Contador eléctrico analógicos

  • Realizan la medición mediante el desplazamiento de un marcador rojo.
  • El dispositivo se ubica en un cuarto de contadores y es incompatible con otros mecanismos de medición.
  • El contador selector eléctrico requiere la asistencia de un especialista para hacer cambios en la potencia eléctrica.
  • En caso de presentarse averías, el consumidor debe hacerse cargo de los gastos.
  • Son un tanto manipulables.

Contadores digitales

  • Estos efectúan la lectura mediante un sistema automático que registra el gasto de energía por hora.
  • El equipo se puede colocar en el hogar.
  • Son compatibles con otros sistemas que miden la electricidad.
  • Su funcionamiento está monitoreado, siendo imposible manipularlos.
  • La distribuidora de electricidad es quien costea las averías.
  • Permite hacer ajustes de manera remota, a diferencia de los analógicos.

Ventajas de los contadores eléctricos

Este equipo registra el consumo de la electricidad y facilita su lectura mediante una pantalla analógica o digital. Ofrecen datos fiables del gasto, ideal para ahorrar en el pago de la factura. Otras de sus ventajas son:

  • Controla el consumo de energía en cada estancia del hogar y permite hacer ajustes en cuanto a la potencia que requieras.
  • Dan la opción de ajustar la tarifa en función de los hábitos de consumo.
  • Indica qué electrodomésticos realizan un gasto excesivo de electricidad con el fin de evitar sobrecargas y proteger su vida útil.
  • Los contadores digitales se pueden controlar desde el ordenador o dispositivo móvil, con total facilidad.

Finalmente, los contadores eléctricos, analógicos o digitales, son equipos necesarios en el hogar. Con una debida instalación, registran y controlan el gasto de energía eléctrica con el fin de que ahorres en la factura y evites averías graves en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *